La bandera mexicana

La bandera mexicana se distingue de otros emblemas porque en su factura confluyen tres distintas tradiciones: la indígena, la herencia religiosa colonial y la tradición liberal. El origen de ese emblema, la imagen del águila parada en un nopal y devorando a la serpiente, que según la tradición señaló el lugar donde el pueblo mexica debía asentarse, es un mirador privilegiado para rastrear los ires y venires de ese símbolo a través de la historia. Este antiguo emblema indígena se convirtió más tarde en una seña de identidad para una nueva sociedad mestiza, y en ese proceso se unió con otros símbolos religiosos y políticos. Este libro presenta una nueva interpretación de los símbolos nacionales y una explicación de los procesos históricos que confluyeron en la creación de la nueva identidad mestiza que hoy nos distingue. Se trata del primer estudio que analiza el simbolismo de las imágenes y el contenido de los textos que fraguaron el escudo nacional.

(Primera edición: Fondo de Cultura Económica, 1998; subsecuentemente reimpresa. Segunda edición: Taurus, 2000; subsecuentemente reimpresa,)

Inicia la Conversación

Comentarios